Cuál es el Mejor Aislante Térmico para Techos (barato y ecológico)

Estás a punto de conocer el más efectivo y más económico aislante térmico para techos, y por consiguiente, una de las fórmulas más simples para pasar un verano fresco y feliz…, hablando de temperatura, claro está.

Prometo contarte cómo hacer que una casa sea más fresca con un método sencillo, barato y ecológico.

Si te digo que puedes pasar de vivir ambiente con un calor bochornoso a otro con una temperatura agradable:

• De un día para otro
• Sin mano de obra especializada
• Sin hacer reformas
• Sin grandes inversiones
• Sin encender el aire acondicionado o utilizar cualquier tipo de energía!!

Tranquilo; no pretendo venderte nada.

Es más, el secreto no lo es tanto ni tampoco es de mi invención, pero sorprende lo poco que es tenido en cuenta a la hora de ponerlo en práctica para lograr un buen aislamiento térmico.

Basta de suspenso: el método aislante térmico para techos (desde el punto de vista ecológico) es ni más ni menos que: PINTAR LOS TECHOS DE BLANCO.

El Mejor Aislante Térmico Casero: Por qué Pintar los Techos de Blanco

Imagino tu confusión.

Hasta ahora la gente sabía que tenía que pintar los techos para impermeabilizarlos ante un problema de humedad; y aún sigue siendo así.

Pero de lo que pocos son conscientes es de los beneficios secundarios de pintar los techos de blanco, como forma de lograr un aislamiento térmico efectivo para refrescar la vivienda.

Como vas a comprobar, resulta increíble pensar que una simple medida como ésta pueda generar tantos beneficios para la casa.

Voy a demostrártelo. Pero para entenderlo mejor repasemos algunos conceptos.

Cómo Aislar el Techo del Calor: Techos Térmicos Económicos

La explicación es extremadamente simple.

Desde un punto de vista físico, los colores claros tienen la propiedad de reflejar el calor que les llega por radiación solar, en tanto los oscuros absorben dicha energía casi por completo.

Si tenemos en cuenta que las azoteas, ya sea por el color propio del material, o como producto de su envejecimiento, terminarán oscureciéndose, será más fácil entender que nuestros techos acaban transformándose en acumuladores de todo el calor que les llega desde el sol, para irradiarlo a los interiores, como losa radiante, aún en plena noche. En la línea de este artículo, nada más alejado del concepto de aislar el techo del calor.

A esto sumemos el agravante de que no habrá orientación que les asegure unas horas de sombra, como ocurriría con cualquier muro. Por el contrario reciben en forma directa y casi perpendicular, lo peor de los rayos del sol.

Te darás cuenta que con estas condiciones de exposición, aislar el techo del calor es fundamental para tener condiciones de confort interior que puedan llamarse “dignas”.

Ahora bien, el sólo hecho de pintar los techos de blanco (con la misma pintura que usamos como impermeabilizante) se logra que un gran porcentaje de la radiación solar se refleje, lo que contribuye a bajar la temperatura interior entre 5 y 10 grados centígrados, produciendo ahorros de entre un 20% a 70% en la energía que se necesita para enfriar el ambiente. Esta es la manera en que un método aislante térmico para techos , se transforma en una forma práctica de refrigerar la casa ecológicamente.

Te preguntarás, ¿qué significan 5ºC en la sensación de confort?

Para que se entienda mejor: una temperatura interior de, por ejemplo, 31ºC es sinónimo de ambiente inhabitable. Si te digo que pintar el techo de blanco puede hacer que esa temperatura baje a 26ºC, significará que lo que antes era insoportable ahora será absolutamente confortable.

Y vuelvo a recordarte que nadie está hablando de ningún aislamiento térmico que implique encender algún aparato que consuma energía eléctrica; y allí estará el porcentaje de ahorro del que te hablaba.

Si te interesa saber hasta dónde el aislante térmico influye en un ahorro económico que perfectamente puedes llevar a cabo, te invito a verlo aquí.

Aislantes de Calor para Techos: Virtudes del Color Blanco

Se me ocurrió demostrarte esto del aislamiento térmico para techos con un experimento casero.

Dos objetos expuestos a los rayos del sol; mismo material (aluminio); mismo tamaño; mismo lugar; mismo tiempo, con la única diferencia evidente del color; uno blanco y otro negro.

No tendrá que pasar mucho tiempo para que el sol de verano se encargue de hacer la magia de transformar al perfil color negro en una brasa caliente: 8.6ºC más tan sólo por la diferencia de color!!

Tengamos en cuenta este hecho tan simple:  semejante diferencia de temperatura ¡SÓLO POR UN CAMBIO DE COLOR!

Aplicar esta idea en forma práctica es una solución sencilla y económica para aislar un techo del calor.

Si todavía te estás preguntando por qué pintar los techos de blanco espero hayas encontrado la respuesta.

aislante térmico para techos

Temperatura de un perfil de aluminio color blanco expuesto al sol: 43.7ºC

aislante térmico para techos

Temperatura de un perfil de aluminio color negro expuesto al sol: 52.3ºC . Sólo por diferencia de color: 8.6ºC +!!

Por si a alguno se le ocurriera argumentar que “nadie pinta los techos de negro”. Dos cosas por decir:

¿Y las azoteas impermeabilizadas con pintura asfáltica? Hasta donde yo conozco estas pinturas son de color negro.

aislante térmico para techos

La impermeabilización con pintura asfáltica transforma a los techos en “losas radiantes”

• El ejemplo es un caso extremo que pretende poner en evidencia las diferencias. Un techo que pase muchos años sin ningún mantenimiento impermeabilizante termina transformándose en “gris oscuro” y los efectos de la absorción de calor son muy parecidos.

Anticipándome a otro planteo, imagino a muchos preguntándo si esto no es contraproducente desde el aislamiento térmico para techos en época invernal.

Aunque los techos pintados de blanco mantienen frescas las casas durante el verano debido a que refractan parte del calor, no influyen casi en nada en los costos de calefacción durante el invierno.

Este fenómeno se debe en general a que el sol es menos intenso durante la temporada fría, y menos importante como fuente de calor para calefaccionar la casa. Las azoteas pintadas de blanco tampoco permiten que escape más calor que otra de color más oscuro.

Efectos colaterales de la pintura blanca como aislante térmico para techos

Pintar los techos de blanco no sólo será un método aislante térmico barato, sino que también tendrá sus efectos colaterales igualmente beneficiosos.

Por ejemplo, los materiales que componen la cubierta, al calentarse menos también se dilatarán menos. Y esto, permítanme decirlo, es IMPORTANTÍSIMO.

Este simple hecho implicará menores movimientos de la cubierta. Si el techo no se mueve NO presionará sobre las paredes que lo contienen. Como consecuencia habrá una menor posibilidad de generación de grietas, y por tanto también, de ingreso de humedades. Esta circunstancia multiplica los beneficios de la pintura blanca, y nos permite afirmar que desde el punto de vista económico, es el mejor aislante térmico para techos.

Otro de los efectos beneficiosos del aislamiento térmico puede comprobarse al revestir la azotea con pisos de color claro, que de la misma forma que la pintura blanca, logran rechazar gran parte de la radiación solar, sin levantar temperatura.

Esto no sólo logra refrescar el ambiente que cubren, sino también permite caminarlos descalzos aún en un mediodía de verano, como no podría hacerse con otro piso de color oscuro.

Es verdad que nadie pinta o coloca un piso claro para poder caminarlo descalzo. El ejemplo, en realidad, es una manera gráfica de entender hasta qué punto, en materia de aislantes de calor,  el techo deja de transformarse en un calefactor o losa radiante encendida en pleno verano.

Pintar de color blanco: su efecto aislante térmico para techos y sus beneficios ecológicos

Seguramente para muchos la ecología será la razón que menos cuenta a la hora de pintar los techos de blanco, lo que no quiere decir que sea menos importante.

Para los que se preocupan por el medio ambiente, un dato que no deja de sorprender:

Qué pasa si te digo que podríamos hacer desaparecer las emisiones de 300 millones de automóviles, que causan el efecto invernadero, sin tocar un solo coche.

Si el 80% de los techos en áreas urbanas en climas tropicales y zonas de clima templado fueran pintados de blanco (u otro color claro, que refleje la radiación solar) podría contrarrestar 24 mil millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono. Esto es el equivalente a 300 millones de autos o 500 plantas de carbón de mediana envergadura.

techos térmicos económicos

Pintar los techos de blanco es el mejor aislante térmico para los techos y además tiene beneficios ecológicos

Hay literalmente millones de metros cuadrados de techos negros en todo el mundo y la pintura blanca no es algo de difícil adquisición.

Todos sabemos por dónde pasan los intereses en este mundo. Por eso, esperar el desarrollo de energía solar a escala para autos puede tomar años, mientras que la iniciativa de los techos puede crecer velozmente y sin necesidad de nueva infraestructura.

El poder del efecto de aislante térmico de los techos blancos ya se ha estudiado en el mundo, y es lo que se llama “isla de calor”. El mismo es el responsable de que en las ciudades haga siempre más calor que en las áreas suburbanas.

Desde un punto de vista ecológico se estima que si se pintaran los techos de blanco como estrategia a nivel mundial, lograrían reducirse de manera drástica los efectos del calentamiento global. Por suerte, en este sentido, son muchas las ciudades que están aplicando estas medidas como forma de contribuir a mejorar el medio ambiente.

Imagino, (solo porque me gusta imaginar), que los gobiernos pusieran en práctica la medida en los edificios públicos, para ahorrar costos de energía y para aprovechar el efecto ejemplificador que pudiera actuar por contagio hacia el resto de la comunidad.

Pero como lo urgente SIEMPRE es más importante…, supongo que por ahora tendré que seguir imaginando.

¿Y qué pasa en las regiones frías?

Hay que reconocer que este efecto de aislar el techo térmicamente resulta mucho más efectivo en zonas con temperaturas tropicales, donde la incidencia del sol es más directa, y se sufre más el calor. En lugares donde predomina el frío, por ejemplo al norte de Europa, se aprovecha el efecto inverso, por ello los techos se pintan de color oscuro o negro.

El mejor aislante térmico para techos: Conclusiones sobre el uso de la pintura blanca

No esperes sufrir la humedad para pintar de blanco tu techo.

No sólo estarás previniendo las goteras sino que, al mismo tiempo, y aprovechando su poder de aislamiento térmico para techos, habrás encontrado la forma más económica sobre cómo hacer que una casa sea más fresca.

Tampoco será necesario que seas un experto. Hay decenas de vídeos en la red que te explican cómo aislar el techo del calor pintándolo de blanco. Y si no tienes el tiempo o las ganas de hacerlo siempre habrá un pintor conocido al cual llamar.

Pintar los techos de blanco no sólo será la posibilidad de lograr un aislante térmico barato, sino una forma de amigarse con el medio ambiente.

Por el mínimo costo de unas latas de pintura, y la posibilidad de hacerlo uno mismo, pintar el techo de blanco para aprovechar su efecto aislante del calor, quizás sea la manera más lógica de contribuir a mejorar la eficiencia energética de nuestras casas, (pasar un mejor verano) y así mejorar nuestra calidad de vida.

Otras formas de Aislamiento Térmico para Techos

Está claro que la pretensión de aislar los techos del calor no se termina en el uso de la pintura blanca.

Quizás sea la forma más económica y ecológica para lograr un buen aislamiento del calor, pero para que éste sea completo precisará de otras estrategias.

Existen otros materiales aislantes térmicos que se ofrecen en el mercado y que dan muy buenos resultados en esto de proteger la casa del frío y del calor.

Por eso voy a tratar de darte un panorama de las distintas alternativas en materiales y productos que podrás encontrar para aislar tu techo.

Qué es un Material Aislante Térmico

Antes de ir al listado de materiales aislantes del calor hagamos algunas aclaraciones que te ayudarán a entender de qué estamos hablando.

En la construcción, llamamos aislante térmico a un material con alta resistencia térmica, es decir, con capacidad de transformarse en una barrera para el paso del calor entre dos medios. En palabras simples: para mejorar la aislación de tu casa.

La diferencia de temperatura que existe entre el exterior y el interior de la vivienda tiende a igualarse naturalmente por una transferencia de calor.

Si no hay algo que se interponga entre ambos medios, los ambientes internos rápidamente llegarían a tener la temperatura exterior, y justamente es eso lo que un material aislante térmico trata de evitar, o al menos “retardar”.

En líneas generales, todos los materiales ofrecen una barrera al paso del calor, es decir, son aislantes térmicos. La diferencia es que los productos que usamos como aislamiento térmico en la construcción, tienen un comportamiento mucho mejor, de modo que, en espesores pequeños presentan una resistencia al paso del calor más alta que el resto de los materiales.

Si tuviera que encontrar un rasgo común en los materiales para aislar techos de mayor uso, te diría que casi todos se valen del AIRE como aislante térmico, (así de simple), básicamente debido a que es un material barato y con una muy baja conductividad térmica.

Por esta razón se utilizan como aislamiento térmico, materiales porosos o fibrosos, capaces de inmovilizar el aire seco y confinarlo en el interior de celdillas más o menos estancas.

Entendido este concepto, más que sencillo, veamos entonces cuáles son los materiales aislantes del calor en techos de uso más frecuente.

Distintos Materiales Aislantes Térmicos para Techos

Dentro de los materiales más recomendables como aislantes para techos podrás encontrar:

Espuma de Polietileno
Lana de Vidrio
Telgopor
Poliuretano Expandido

Espuma de Polietileno: Qué es y Cómo se Usa para Aislar el Calor

Si bien la espuma de polietileno (o foam de polietileno) es un material conocido por sus aplicaciones en los empaques gracias a sus propiedades de acojinamiento, también es usado en la construcción como material aislante térmico para techos.

Se fabrica a partir de la extrusión del polietileno, el cual es espumado por medio de un gas que se inyecta durante el proceso. Básicamente está compuesto por un conjunto de celdas cerradas que en su interior contienen aire, que como te lo mencioné, es usado como aislante del calor.

Es también conocido como membrana bajo teja o bajo chapa, justamente por el tipo de ubicación que se le da como aislante térmico en la estructura del techo.

Suele ser comercializado en forma de rollos de 1.10m de ancho y espesores de 2mm en adelante, aunque para aislación del calor se utilizan espesores 5 y 10mm. En estas condiciones tiene incorporada en una de sus caras, un film aluminizado o mejor aún, una lámina de aluminio.

Es muy importante tener en cuenta de COLOCAR ESTA CAPA HACIA ARRIBA, dado que de esa forma, a la aislación propia de las burbujas de aire, se agrega el efecto del aluminio para la reflexión del calor radiante que atraviesa la cubierta de tejas o chapas. El aluminio se encarga se reflejar hacia arriba gran parte del calor entrante, en tanto la espuma de polietileno aislará por masa el resto del calor.

También se pueden utilizar los rollos de espuma de polietileno en los cielorrasos, pero allí sólo funcionaría como aislamiento térmico. Por eso mi recomendación es utilizarlos directamente bajo tejas o chapas, (si es posible interponiendo una cámara de aire), ya que allí funcionan realmente como aislantes térmicos efectivos.

Si bien los fabricantes sostienen que tienen la misma vida útil del techo, es conveniente proteger la espuma de polietileno de la exposición directa a la intemperie y a los rayos ultravioletas (UV). Directamente bajo la cubierta no requieren de otras precauciones.

Si bien su poder de aislamiento no es el de otros materiales, por su relación costo-beneficio es uno de los materiales aislantes para techos de uso más difundido en el mercado.

aislante térmico para techos

Espuma de Polietileno

Lana de Vidrio: Qué son las Fibras Minerales y Cómo se usan para Aislar los Techos

La lana de vidrio es una fibra mineral elaborada con filamentos de vidrios unidos con un aglutinante. El aire atrapado entre las fibras aumenta su resistencia al paso del calor transformándose en un excelente aislante térmico y acústico.

En su uso para aislamiento térmico de casas, se comercializa en forma de rollos de alrededor de 1.20m de ancho y espesores varían entre los 38/50/80 y 10mm.

aislante térmico para techos

Rollos de Lana de Vidrio

El rollo de lana de vidrio que más te recomendaría como aislante del calor para tu techo, es aquel que trae incorporada una lámina o foil de aluminio que lo hace más fácil de manipular y al mismo tiempo actúa como barrera de vapor. (¿?)

Para no marearte con términos técnicos, digamos que la barrera de vapor actúa impidiendo el paso del vapor propio de los ambientes internos (cocina, baño, etc.), hacia las capas más frías del techo, y de esa forma, impidiendo su condensación.

Es 100% incombustible y reciclable, liviano, flexible y fácil de cortar. Como aislante térmico está especialmente indicado para aislar techos de chapa, y para colocar en la parte superior de cielorrasos de ambientes interiores.

aislante térmico para techos

Aislamiento térmico de lana de vidrio en cielorrasos

Hay toda una corriente ecológica que discute el uso de este tipo de aislaciones. Para ser honestos y despejar dudas apuntemos algunos datos.

Impacto Ecológico del Uso de ciertos Aislantes Térmicos

El uso de este material se popularizó cuando se descubrió que los asbestos, usados para aislamiento térmico, producían cáncer, y si bien la manipulación de las fibras de vidrio requiere de ciertos cuidados, la OMS lo catalogó como un producto atóxico y no cancerígeno.

Aunque puede resultar obvio, es importante destacar que como todo material aislante térmico, reduce el consumo energético del hogar al mantener de forma más eficiente la temperatura, evitando que usemos tanto los aires acondicionados o sistemas de calefacción.

Dentro de este tipo de aislantes del calor también está la lana mineral, que junto a la lana de vidrio pertenecen a los materiales fabricados a partir de fibras muy finas y alargadas, en este caso, elaboradas a partir de rocas ígneas (volcánicas).

Como su similar (lana de vidrio) se comercializa en forma de rollos con fibras entrecruzadas, pero en este caso es de destacar que la lana de vidrio tiene un mejor comportamiento, tanto como aislante acústico térmico.

Por eso, en base al tema que nos ocupa, te recomiendo a la lana de vidrio como un material aislante del calor por sobre otras fibras minerales.

Telgopor o Poliestireno Expandido (EPS): Uno de los aislantes Térmicos más Conocidos

Si bien el nombre del producto es poliestireno expandido, en los distintos países se lo conoce como Telgopor, Unicel, Plastofor, Estereofon, Aislapol, Poliexpán, Corchopán, Tecnopor, Icopor, Plumafón, etc.

Básicamente es un material plástico celular derivado del petróleo, de consistencia esponjosa, que por tener casi un 98% de aire es muy usado en construcción como aislante térmico y acústico, y se comercializa en planchas de espesores de 1cm en adelante.

aislante térmico para techos

Poliestireno expandido

Como material derivado de un recurso no renovable (petróleo), se lo ha discutido desde el punto de vista de su fabricación, por la emisión de clorofluorocarbonos (CFC) a la atmósfera, pero es de hacer notar que los procesos de fabricación actuales han minimizado su impacto sobre la contaminación de la capa de ozono.

Aunque desde su fabricación claramente no es un producto que podríamos llamar “ecológico”, bueno es reconocer que es un aislante térmico que no ataca al medio ambiente ni a la salud de las personas, es 100% reciclable y puede ser incinerado de manera segura.

Si bien el poliestireno expandido es ampliamente usado en la construcción para el aislamiento térmico de pisos, paredes y techos, una de sus variedades, el poliestireno extruido (XPS), es el que brinda mejores prestaciones.

El poliestireno extruido (XPS) es un material aislante térmico capaz de mojarse sin perder sus propiedades, no se pudre, tiene una muy buena resistencia mecánica y es muy duradero.

Justamente son estas propiedades las que han permitido la aparición de un nuevo recurso constructivo con excelentes resultados para el aislamiento térmico de losas: el techo invertido o cubierta invertida.

Qué es el Techo Invertido o Cubierta Invertida

En este tipo de cubierta de losa, las planchas de poliestireno extruido (aislamiento térmico), se coloca encima del impermeabilizante del techo. Sobre el mismo se extiende una capa de canto rodado o piedra que cubre el XPS y lo protege del arrastre del viento.

Esta disposición, no sólo ubica el aislamiento térmico allí donde debe estar y funciona mejor (por encima del resto de las capas), sino que además alarga la vida útil de la cubierta ya que el impermeabilizante no sufre la exposición a la intemperie y los cambios bruscos de temperatura que con el tiempo terminan por deteriorarlo.

Como beneficio adicional, al ubicar el aislante térmico protegiendo los distintos componentes de la cubierta, evita los movimientos bruscos de dilatación y contracción del techo de losa, al no recibir la exposición directa a los rayos del sol.

No olvidemos: movimientos = grietas = humedad = (gastos y dolor de cabeza)

aislante térmico para techos

Techo invertido: excelente aislamiento térmico para losas

Poliuretano Expandido: Su Uso en el Aislamiento Térmico

El poliuretano expandido o espuma de poliuretano es un polímero de amplia utilización en muchas industrias debido a la excelente aislación térmica que posee, siendo en la construcción el producto con mayor poder aislante que se conoce.

En obras, y específicamente como aislante térmico para techos, se utiliza en forma de spray “in situ”, ayudando también a evitar filtraciones de humedad (aislación hidrófuga), en cubiertas tanto nuevas como existentes.

aislante térmico para techos

Spray de espuma de poliuretano como aislación de techo de chapa

Adhiere sobre cualquier superficie, sin necesidad de pegamentos o sistemas de sujeción. Se seca al instante y sella toda la cubierta haciéndola impermeable. Desde este punto de vista cumple una función muy importante.

Como su colocación es muy habitual sobre techos de chapa, su excelente adherencia le transmite al conjunto del techo una gran rigidez estructural, aún sobre superficies que no se encuentren en muy buen estado. De esta manera reducen enormemente las dilataciones y contracciones propias de un metal (chapa), alargando su vida útil.

Si lo comparamos respecto a otros materiales aislantes de calor (poliestireno expandido, lana mineral, corcho, fibra de vidrio, etc.), con menores grosores, tiene un coeficiente de trasmisión de temperatura mucho más bajo, lo que nos permite afirmar que el poliuretano expandido es el mejor aislante térmico, dentro de los materiales usados para este fin.

Su uso más recomendado es como aislante para techos de chapa, tanto sobre la misma como debajo; pero con algunas recomendaciones. Veamos entonces.

Aplicado como spray debajo de la cubierta de chapa, consigue aislar el techo de forma continua (sin juntas), evita el goteo de humedad por condensación y no precisa de ningún mantenimiento posterior.

Cuando el poliuretano expandido se aplica por sobre la cubierta de chapa, necesitará ¡si o si! de la cobertura de alguna pintura impermeable para protegerlo de la exposición directa a los rayos ultravioletas del sol.

De no tomar esta precaución, en corto tiempo terminaría degradándose, al punto de transformarse en un material que se deshace en forma de polvo entre los dedos. Lo he comprobado personalmente, por eso insisto en la recomendación.

Para usos sobre techos de losa o bajo techos de chapa o teja, también se comercializa en paneles rígidos livianos con terminación de lámina de aluminio, en un conjunto de excelente comportamiento aislante térmico.

Según normas vigentes en EEUU y Europa, la espuma de poliuretano puede considerarse un material auto extinguible. Es resistente tanto al ataque de ácidos y solventes, como a roedores e insectos, y si bien precisa de muchos cuidados para su aplicación, una vez completada, no resulta tóxica ni infecciosa.

Aislantes Térmicos para Techos: Conclusiones Generales

En este artículo he tratado de contarte cómo aislar un techo del calor a partir de dos razonamientos distintos.

1) Desde un enfoque ecológico y económico, pintar los techos de blanco será una forma rápida, sencilla y eficiente de aislar del calor tu casa, inclusive si tienes en cuenta que hasta puedes llevarlo a cabo por tus propios medios.

Y si no, como te lo mencioné, siempre habrá un pintor amigo.

2) Desde un punto de vista más constructivo (y tradicional, si se quiere), también pudiste comprobar todas las opciones de los materiales aislantes térmicos más usados en la actualidad.

No creo que uno sea mejor que otro; por el contrario, creo que son complementarios y todos contribuirán a mejorar la habitabilidad de tu casa.

Tampoco creo que podamos hablar de materiales aislantes ecológicos y no ecológicos.

Si bien algunos de ellos precisan de procesos de fabricación más complejos, ninguno genera un impacto negativo directo sobre el medio ambiente, mas allá del que producen otros tantos productos de consumo cotidiano, que no solemos conocer.

Es más, si consideramos que por el techo se pierde y gana alrededor del 25% del calor de la casa, te darás cuenta que cualquiera de las técnicas y materiales aislantes que comentamos, serán una contribución a reducir el gasto en energía para acondicionar la temperatura de tu hogar.

Desde este punto de vista no habrá dudas que mejorar el aislamiento térmico de tu casa será una forma directa y comprobable de sellar un pacto con la ecología, que a la larga termina beneficiándonos a todos.

Autor: Arq. Marcelo Seia

 

Si encontraste de utilidad este artículo, te invito a compartirlo en tus redes sociales.

Quizás a alguien más pueda ayudarle; es gratis y estás a un click de hacerlo.

 

Si estás construyendo tu casa, o estás por comenzar, quizás pueda interesarte saber:

2 Formas de Eliminar Humedades en Techos de Concreto

Distintos Tipos de Humedad (y cómo combatirla) 

Revestimiento Plástico para Paredes (cómo aplicarlo y sus ventajas)

Consejos para Proteger las Casas del Calor (Vídeo)

Algo más!!

Si este artículo te ha interesado, puedes ayudarme compartiéndolo en tus redes, o dejándome tus comentarios aquí mismo o en mi página de Facebook.

Si quieres recibir notificaciones de nuevos artículos introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog.

 

Acerca del autor de este artículo, Marcelo Seia

Marcelo Seia es el autor del blog arquitecturasimple.com, donde te contará la arquitectura cotidiana, sin tecnicismos, desde lo que siempre quisiste saber, hasta lo que hoy te está ocurriendo.

Desde aquí TODOS podrán acceder a la arquitectura

• Los que la ven desde afuera y quieren encontrar respuestas sin tener que aburrirse a los dos segundos.

• Los que están dentro de ella, para acompañarlos a transitar algunos caminos, por los que ya he pasado, ayudándolos a disfrutar de esta profesión…sin sufrir tanto en el intento.

Si quieres saber por qué tienes que seguir leyendo este blog, aquí podrás enterarte.

 

Lectura adicional recomendada

“Como ahorrar para construir una casa más económica”

Podrás encontrar en Internet miles de consejos sobre cómo ahorrar dinero para construir una casa más económica.

Materiales; técnicas; buenas costumbres constructivas; que te ayudarán a controlar los gastos que genere tu obra.

Todos serán ciertos, pero si tengo que ser sincero, debo decirte que ninguno será mágico.

En base a lo que te cuento estoy convencido de no equivocarme cuando te digo que la mejor receta para ahorrar al construir es ni más ni menos que…

Leer más

Si te interesa asesorarte sobre cómo resolver otras cuestiones acerca de tu casa, puedes contactarme en

marceloseiaarquitectura@gmail.com

y seguramente encontraremos la forma de ayudarte.

verifyserptrade