Lo que no Conocías sobre los Patios Interiores

¿Cuál es la primera idea que viene a tu mente al mencionar los patios interiores o patios de aire y luz?

Me animo a decir que quizás no sea la más feliz.

patios internos o patios aire y luz

La PEOR asociación que hacemos con los patios interiores

Tranquilo; nos pasa a todos.

La asociación directa seguro será la que hacemos con el hueco al que suelen ventilar algunos ambientes de edificios en propiedad horizontal. El mismo hueco que por lo general termina siendo el basurero de los departamentos superiores, para desgracia del pobre habitante de planta baja.

¿Tu casa tiene poco terreno libre y el patio casi no existe?

¿Sólo cuentas con un patio interior sin uso definido?

¿Crees estar “condenado” a tener un patio de luz interior?

Te animo cambiar tu punto de vista sobre los patios internos y para eso me propongo demostrarte de qué forma pueden llegar a cambiar la forma de vivir tu casa.

Patios Interiores en Arquitectura: Los olvidados del diseño

En el diseño actual los patios interiores están algo devaluados como herramienta de proyecto. Los arquitectos no solemos tenerlos en cuenta para potenciar el uso de la casa.

En las viviendas de una sola planta, y en especial entre medianeras, los patios interiores no suelen tener mejor suerte que la de transformarse en un patio secundario sin mayores atributos.

Su única virtud parece reducirse solamente a permitir ventilar e iluminar precariamente aquellos locales que no tuvieron la suerte de hacerlo hacia el frente o un patio de mayores dimensiones.

¿Y quién dijo que esto debe ser así?

Parece ser que los patios de casas son sólo aquellos patios externos ubicados hacia el fondo de la misma.

¿Y por qué no pensar en una casa con jardín interior?

En el consenso general parece imposible no asociarlos a un concepto de precariedad.

El patio de luz interior termina siendo lo que quedó de un diseño que no supo encontrar una mejor manera de incorporar aire y luz a muchos ambientes de una vivienda con poco terreno.

En ese espíritu fatalista es que se entiende la larga lista de ejemplos en los cuales se los termina tratando como simples huecos.

Y si todo termina siendo como nosotros CREEMOS que son las cosas, ¿por qué no imaginarlos desde una óptica totalmente distinta?

¿Qué pasa entonces si empezamos por creer que un patio interno (o patio de luz interior) puede llegar a ser el protagonista del proyecto o el CENTRO de la vida de una vivienda?

Cuesta creerlo después de tan amarga presentación.

Te animo a tratar de descubrir una nueva forma de mirarlos que quizás ayude a resolver tu problema sin gastar demasiado.

Un cambio de mirada sobre los patios interiores

Me costó años romper el esquema mental de pensarlos como te los he contado.

El mayor logro fue comprender que los patios internos, aparte de útiles, también podían transformarse en un espacio con personalidad propia.

Quienes estamos en esto de proyectar, no siempre tomamos verdadera conciencia del potencial que tienen como estrategia de diseño para mejorar la calidad de vida de los que habitan una vivienda.

Fruto de ello todavía seguimos desperdiciando la posibilidad de darles el lugar que merecen.

Para aquellos que ya tienen un patio de luz interior y no lo valoran convenientemente, quizás sea momento de aplicar la lógica del dicho popular: “si la vida te da limones, haz limonada”, y seguramente serán los primeros en sorprenderse.

Para empezar a entender el concepto, veamos entonces cuáles son sus principales ventajas.

Ventajas de los patios interiores cerrados

Patio de Luz Interior:  Funcionalidad

Desde el punto de vista del diseño los patios internos permiten articular y comunicar los distintos sectores de la casa. Alrededor a ellos pueden organizarse las distintas habitaciones como punto de unión donde converjan las visuales.

De la misma manera que varios ambientes confluyen sobre el mismo, también pueden ayudar a dividir, por ejemplo, el sector público de la casa respecto del privado, actuando como un fuelle que hace de esa transición algo más agradable.

La idea sería algo así como hacer del patio de luz interior una especie de bisagra de unión entre dos áreas bien diferenciadas de uso.

Patios Interiores con Ventilación natural:

Somos víctimas de la “ley del menor esfuerzo”.

Convengamos en que en los tiempos que corren nos hemos acostumbrado a climatizar las viviendas por medios artificiales (calefactores, aire acondicionados, etc.), en una dependencia absoluta del uso de energías, no siempre renovables.

En este sentido, el patio de luz interior, es uno de los MEJORES EJEMPLOS de una estrategia en el sentido contrario.

Sobre todo en zonas de elevadas temperaturas, actúan como una alternativa de enfriamiento pasivo, permitiendo la entrada y salida de corrientes de aire, generando una ventilación natural.

El aire entra por las ventanas; circula por la casa; refresca los ambientes y termina saliendo por el patio interno. Igualmente lo hará en el recorrido inverso.

Otro beneficio adicional: si afuera el viento el muy fuerte, también cumplen un rol importante.

En los patios internos la velocidad de las corrientes de aire se estabiliza para distribuirse de forma controlada en el resto de los ambientes los interiores, sin provocar ráfagas de viento incómodas.

Tener un patio de  luz interior es como tener un tubo de aire dentro de la casa que genera un microclima interno muy confortable, permitiendo amortiguar las temperaturas extremas. Son un verdadero regulador natural del clima que no precisará de energía alguna; trabaja todo el año sin generar gastos.

Iluminación natural en patios internos:

De la misma manera que los patios interiores ayudan a mejorar la ventilación natural, también contribuyen a aportar abundante luz cenital, o sea aquella luz natural que llega desde arriba.

Por eso es importante tratar de no obstruirla con sistemas de protección móviles (toldos, lonas, parasoles), que a la larga terminan dejándose fijos, por la simple comodidad de no tomarse el tiempo de regularlos según vaya cambiando la incidencia del sol.

patios internos o patios aire y luz

Patio de luz interior como parte de la iluminación natural de la casa

Casas con jardín Interior: Contacto Visual

Quizás sea su potencial menos explotado.

patios internos o patios aire y luz

El contacto visual con el patio interno mejora la calidad de uso de los ambientes

Los patios interiores cerrados nos dan la posibilidad de ponernos en contacto con lo que pasa afuera.

No toda la gente tiene en cuenta la importancia de estar conectado con el exterior; con todos los beneficios que supone poder vencer la sensación de encierro.

De acuerdo a su tamaño podrán incluir fuentes de agua, piscina, barbacoa, vegetación y hasta una huerta orgánica. El único límite es la imaginación.

Cómo Decorar un Patio Interior

a) Es importante pensar en buscar la onda o el carácter que queremos transmitir: calidez, rusticidad, simpleza, minimalismo.

En el sentido que elijamos, habrá que caracterizar los límites del patio de luz interior, es decir, piso y paredes, de acuerdo a un diseño específico con el uso de algunos materiales, o de una decoración dirigida a reforzar la idea que hayamos escogido.

patios internos o patios de luz

Patio interno minimalista

b) Si bien el verde no es una condición obligatoria, si dentro de los patios interiores destinamos un sector de tierra para poner vegetación (o macetones, para minimizar el mantenimiento), estaremos en presencia de una casa con jardín interior. Habremos ayudado así a darle otro carácter al espacio, transformándolo en el pulmón verde de la casa.

patios internos o patios aire y luz

Patio interno “verde”

c) A partir de la decisión de transformar los patios interiores en espacios de diseño, será fundamental abrir las visuales a los mismos; ¡poder verlos desde adentro!

patios internos o patios aire y luz

El patio de luz interior debería ser parte de las visuales de la casa

Por eso lo ideal es colocar ventanas de mayor tamaño o puertas ventanas acristaladas, que incluso, puedan llegar a desmaterializar los límites entre el interior y el exterior.

patios internos o patios aire y luz

Patios interiores cerrados con visuales transparentes

 

Por si llegas a olvidarlo, un detalle no menor: será indispensable prever un acceso (por dónde entrar) para el mantenimiento; desagües y provisión de agua para riego y lavado. No es un tema menor y será fundamental para mantener en condiciones los patios interiores.

d) La iluminación artificial también será importante.

Más allá de una luz general, para iluminar patios interiores cerrados pueden elegirse rincones con iluminación puntual para lograr determinados efectos en horarios nocturnos. No olvidemos que los patios internos son un espacio que puede disfrutarse durante todo el día.

e) Para no desentenderse de la seguridad, un buen recurso es colocar una reja en un nivel elevado, casi como un techo, que oficie como protección, sin tener que enrejar cada abertura que da hacia el mismo. Es una forma de resolver el problema con menor costo y sin interferir con las visuales.

patios internos o patios aire y luz

Una reja superior resuelve la seguridad de manera efectiva

Patios de Casas: Una idea más para finalizar

Puede que tu casa no tenga un patio de luz interior, pero muchos ambientes se encuentren sin luz natural, encerrados y condenados por ampliaciones sin criterio.

Una de las alternativas que te da esta circunstancia es poder transformar un local “ciego” en un patio interior que le permita “respirar” al resto de los ambientes, introduciendo un espacio de luz, aire y vistas agradables que mejore el uso de los espacios, o sea, TU PROPIA calidad de vida.

patios internos o patios aire y luz

Tras la puerta del fondo, una habitación sin ventanas

patios internos o patios aire y luz

La misma habitación de la foto anterior transformada en patio de luz interior

Lamentablemente, para muchos el patio de luz interior es el único patio posible.

Creo que resignarse a considerarlos una carencia es imponerse una limitación a la que nadie nos obliga.

Si lo analizamos bien y con la mente abierta, serán una buena oportunidad de poner en práctica nuestra creatividad. Y si no, llamemos a un arquitecto amigo.

No hay excusas que nos impidan transformarlos en una parte importante de la casa, que aporte valor estético, ayudando a mejorar la forma de disfrutar el espacio más importante de tu vida: tu propia casa.

Todo es cuestión de animarse.

Autor: Arq. Marcelo Seia

En este vídeo podrás ver lo que aquí comentamos.

Algo más!!

Nos ayudaría mucho que compartas este artículo.

Los Tweets y Likes nos ayudan a que Google tome en cuenta este contenido y lo posicione.

¿Nos ayudas??  🙂 Mil gracias por adelantado!!!

También te invito a darle un “me gusta” a mi página de Facebook donde podrás ver todo el contenido de un Blog que se toma la arquitectura de otra forma.

Quizás a alguien más pueda ayudarle; es gratis y estás a un click de hacerlo.

 

 

Dejar un Comentario