Como Ahorrar Para Construir Una Casa Más Económica

Podrás encontrar en Internet miles de consejos sobre cómo ahorrar dinero para construir una casa más económica.

Materiales; técnicas; buenas costumbres constructivas; que te ayudarán a controlar los gastos que genere tu obra.

Todos serán ciertos, pero si tengo que ser sincero, debo decirte que ninguno será mágico.

Cuidado! No los deseches! Todos serán útiles a la hora de construir racionalmente. Te hago mi aporte en este vídeo.

Ahora bien, pongamos algunas cosas en claro.

Si bien todos te servirán, individualmente ninguno tendrá el poder de marcar la diferencia entre una construcción cara y una construcción de una casa económica.

Como te contaba, no hay magia en esto de reducir costos, por eso quienes te lo estén prometiendo sólo estarán jugando con tu interés y tu tiempo.

Otra visión de la realidad

Antes que abandones este posteo quiero contarte mi visión de las cosas, que como podrás comprobarlo, será mucho más optimista de lo que imaginas.

Después de más de 25 años en esta profesión, he tratado de aprender de las pruebas y errores (propios y ajenos), lo que me permitió llegar a estas formas de ahorrar para construir una casa.

En base a lo que te cuento estoy convencido de no equivocarme cuando te digo que la mejor receta para ahorrar al construir es ni más ni menos que:

Un buen proyecto.

Si, ya se qué estás pensando.

Te adelanto que pocas cosas me molestan más que una propaganda encubierta, así que, en este caso no corres riesgos. No pienso contradecirme.

Es más, si eres de los que creen en el poder de los números, pienso demostrarte en sólo tres cifras!! que un buen proyecto es el arma más poderosa que tendrás para que puedas ahorrar dinero para construir una casa.

Como ahorrar para construir una casa más económica

Para poder explicarte mejor voy a tener que recurrir a un ejemplo numérico. Será sencillo.

Aunque es difícil hacer generalizaciones, supongamos estar hablando de una vivienda con un costo de construcción de u$s 800 x m2 (valor promedio por estas latitudes) y que para el ejemplo, cuenta con 150m2 de superficie cubierta.

Si tienes dudas sobre lo que significa el costo x m2 puedes ampliar en (“¿Cómo calcular el costo de la construcción?”)

Ahorrar en la construcción de una casa gracias a un cómputo de materiales

Un buen proyecto de arquitectura debería ir acompañado de un cómputo de materiales.

El mismo debiera incluir un cálculo detallado de los materiales para construir una casa: cemento, arena, hierros, piedras, ladrillos, chapas, estructura metálica, pisos, etc.

Este listado te permitirá saber, entre otras cosas, que en la construcción de tu vivienda se precisarán, supongamos, alrededor de 300 bolsas de cemento.

Imaginarás que no es lo mismo pedir cotización a un corralón de materiales, por 1 bolsa de cemento que por 300 bolsas. Obviamente el precio será otro.

El mismo criterio aplicado al resto de los materiales, te permitirá conseguir un importante ahorro en los materiales de construcción por compras de volúmenes importantes.

Si, pero ¿cuánto?

Pongamos números entonces.

En la construcción de una vivienda, los materiales suele representar alrededor del 40% de la inversión total.

¿Cuánto estimas que podrás ahorrar en una compra importante? ¿10%?

Seamos menos optimistas y digamos que ahorras la mitad, o sea un 5%. Seguro que será mayor, pero hagamos de cuenta…

Para no abrumarte con cálculos matemáticos: para la vivienda del ejemplo, un descuento de 5% en materiales significará un ahorro de alrededor de: u$s 2400.

Ahorro que no podrías haber hecho de no contar con un cómputo de materiales.

Primera cifra.

Cómo ahorrar en la compra de pisos para una casa

 

El mercado te ofrece una gama tan amplia de pisos, que lo que debería ser una ayuda para tu elección termina por confundirte más. (ver “Cómo elegir pisos cerámicos”)

Tomemos para el ejemplo un piso cerámico de porcelanato, que son los de colocación más corriente.

Existen precios tan variados que no es extraño encontrarse con diferencias de hasta un 300% entre distintos tipos de pisos para una casa.

Uno puede estar tentado a suponer que un piso que vale el triple que otro, tiene una calidad 3 veces superior. Pero esto no suele ser así.

Algunas veces es marca; otras es moda o simplemente la novedad del mercado. Lo cierto es que esa diferencia no afecta, ni por asomo a la calidad del material.

Una vez me tocó dirigir una obra de mas de 300m2 en la que se había decidido hacer la compra de un piso casi u$s20 x m2 más caro que la segunda opción evaluada, sólo por el razonamiento de asociar mayor precio con mayor calidad.

Luego de haber podido comprobar que tal diferencia no existía, recomendé la compra de la segunda alternativa, que nos dio excelentes resultados. Dejo que hagas la cuenta del ahorro para este caso.

Volvamos al de nuestro ejemplo y sigamos suponiendo.

Seamos menos optimistas e imaginemos que el asesoramiento de tu arquitecto te permite ahorrar en el piso para la casa, en vez de 20, u$s12 x m2 en un piso de muy buena calidad, lo que es una cifra más que posible.

Para la casa del ejemplo, la elección de ese piso te permitirá un ahorro para el piso de la casa no menor a:
u$s 1800.

Ahorro que no podrías haber hecho de no contar con un asesoramiento en el momento exacto.

Segunda cifra.

Cómo ahorrar en el presupuesto para construir una casa suprimiendo m2 cuadrados inútiles

 

m2 inutiles de una casa

 

Suele ser muy habitual que quien vaya a encargar un proyecto haya esbozado algún “dibujito” para ayudar al arquitecto a entender mejor cuál es la idea de su casa ideal.

Los más rigurosos traerán una planta en hoja cuadriculada, en la que dos cuadritos equivaldrán a 1m. Así aparecerán una sucesión de ambientes relacionados entre si por muros y circulaciones.

Es muy común que en esos proyectos haya una cantidad importante de lo que yo llamo m2 inútiles, o si se quiere, desperdiciados.

Superficie desaprovechada en circulaciones internas dentro de los ambientes; pasillos kilométricos para unir distintos sectores de la casa; o Dormitorios de 4 x 4m a los que le están sobrando 1,5m2 que no mejoran su utilidad.

Un proyecto bien estudiado, que reduzca circulaciones y optimice las medidas de los distintos locales, respetando la idea original, seguramente logrará reducir al menos unos 10m2 de esa vivienda que tomamos de ejemplo.

Siguiendo con el análisis económico, supongamos que esos 10m2 que se logran reducir no sumen el valor por m2 que estimamos en un principio. Digamos entonces que valen un 30% menos (sólo por no pecar de optimismo).

Simplificando los cálculos, digamos entonces que logramos ahorrar aproximadamente u$s 5600 por la superficie reducida, valga la aclaración: sin afectar la calidad de vida.

Ahorro que no podrías haber hecho de no contar con alguien que interpretara y optimizara tu idea.

Tercera cifra.

Sumando valores ahorrados en la casa

Sólo para pasar en limpio los tres puntos (y solamente tres) que te he mencionado:

Cifra 1 + Cifra 2 + Cifra 3 = (2400 + 1800 + 5600) = u$s 9800

Insisto: son sólo tres rubros los mencionados.

Otras formas de ahorrar para construir una vivienda más económica

A estas alturas habrás comprendido la importancia que tiene una buena toma de decisiones a la hora de ahorrar al construir tu casa.

Como imaginarás éstos no son los únicos rubros con los que se logra abaratar costos para llegar a una vivienda económica. Veamos entonces cómo seguir ahorrando.

Cómo ahorrar al construir con un buen aislamiento térmico para casas

Aún hoy hay mucha gente que cree que la climatización de los ambientes se soluciona únicamente con el uso de sistemas de calefacción o de aire acondicionado.

Permítanme desengañarlos; no es así.

Sé que resulta difícil imaginar que una temperatura interior agradable no pueda sostenerse por un tiempo prolongado, como para no precisar de algún aparato tecnológico para mantenerla.

Las casas con mal aislamiento térmico son un verdadero “colador” que deja escapar o entrar calor, cuando no queremos que lo haga.

Si observas el gráfico te darás cuenta por dónde lo hace y cual es el porcentaje de incidencia de las pérdidas energéticas de un hogar.

El principal responsable de este fenómeno es la mala aislación térmica de las distintas partes de una vivienda.

Si la única arma de combate que tenemos para defendernos es el uso indiscriminado de la energía: estamos acabados! Energía es dinero, y dinero es un gasto que nos compromete de por vida.

Construir sin asesoramiento técnico nos puede llevar a suponer que no gastar en aislamiento térmico es ahorrar al construir.

Yo soy de los que piensan que lo que se hace en esos casos es postergar un gasto inicial, para más adelante hacerlo en cuotas mensuales, cada vez que paguemos las facturas de energía.

¿Gasto o inversión?

La diferencia entre gasto e inversión aquí se hace evidente. Cuando gastamos sólo pagamos por algo que recibimos a cambio y allí se termina el asunto.

Cuando invertimos, lo hacemos con el ánimo y el convencimiento de un beneficio mayor a futuro. Por eso invertir en un buen aislamiento térmico es hacerlo sabiendo que nos estaremos ahorrando mucho dinero en costos energéticos a futuro.

Veámoslo en algunos ejemplos:

Se estima que alrededor del 65% del gasto energético de una vivienda se dedica al uso de calefacción y refrigeración. El 35% restante a iluminación y electrodomésticos.

Un buen aislamiento térmico permitiría ahorrar hasta un 50% en gasto energético para el control de la temperatura de la vivienda.

¿Y por casa cómo andamos? ¿Te gustaría hacer la cuenta?

Con tu factura del servicio de gas y electricidad en la mano, te invito a calcular: primero el 65% que inviertes en acondicionar la temperatura, y luego imaginar ese valor por la mitad, si tuvieras una buena aislación térmica.

En otras partes del mundo el estudio ya se hizo.

Tomando en cuenta que el 30% de la energía se pierde por las partes mal aisladas de la casa, en Europa se llegó a la conclusión que aislando correctamente la vivienda, se conseguirían ahorros de 400 Euros al año.

En lugares como Texas (Estados Unidos), se estimó ese mismo ahorro en alrededor de u$s 1000 al año. Eso es mucho dinero.

¿Cómo lograr un buen aislamiento térmico en la vivienda?

Si bien estos comentarios no pretenden transformarse en un artículo técnico (ver “Cómo aislar la casa del frío”), vayan aquí algunos ejemplos de aislamiento térmico.

• Por los vidrios de las aberturas se pierden alrededor del 9% de la energía que se pierde por las paredes. El uso de vidrios dobles (DVH) constituye un excelente aislamiento térmico para ventanas y permite reducir esa pérdida hasta un 70%, obvio es decirlo, durante todo el año.

• Materiales como el telgopor (poliestireno expandido), constituyen un muy buen aislamiento térmico para paredes, aplicados en forma de planchas, y ocultos en el interior de muros y techos o detrás de placas interiores de roca yeso.

• El poliuretano aplicado en forma de spray tiene un poder aislante 4 veces superior al mismo espesor del telgopor, por lo que colocado en techos es una las mejores formas de aislamiento térmico para la vivienda.

• Según el principal fabricante de aislación de Argentina, para una vivienda de ladrillos macizos de 30cm de espesor y techo de tejas y madera, un aislamiento de 10cm de fieltro de lana de vidrio sobre un techo y 5cm sobre muros, reduce 2 veces y media los gastos de calefacción, y 5 veces menos los de refrigeración.

Costos de un aislamiento térmico para una vivienda

Se estima que la inversión en una correcta y eficaz aislación térmica no supera el 1% del costo de la vivienda (si señor, sólo eso), y su costo puede ser amortizado en un plazo no mayor a 5 o 7 años.

De allí en adelante quedará toda una vida para seguir ahorrando:

• Energía, para ser amigables con el medioambiente, y

• Dinero, para ser felices con nuestra conciencia y nuestro presupuesto.

Cómo ahorrar al construir con la ubicación de los “locales húmedos”

Si, ya sé; suena raro eso de “locales húmedos”. Aclaremos que así solemos llamar a aquellos ambientes servidos por instalaciones de agua y desagües, como por ejemplo el Baño, el Lavadero y la Cocina.

Pero ¿qué nos puede llevar a pensar en ahorrar al construir estos locales?

Para tratar de entender por dónde viene el razonamiento, pongamos un concepto en claro.

El valor del m2 de obra es un número que resulta de promediar los valores de construcción de los ambientes propios de cualquier vivienda. (ver: “Cómo calcular el costo de una construcción”). Por un lado los que suelen ser más caros (baño, lavadero, cocina), con otros, más económicos (dormitorio, comedor, sala de estar).

Digamos que mientras los locales “baratos” (por llamarlos de algún modo), son espacios con pisos, paredes y techos, los “caros”, además de esto, contarán con revestimientos, sanitarios, accesorios, desagües, cañerías de agua y gas, etc., lo que contribuirá a elevar sus costos.

Imaginarás entonces que dentro de este costo “inflado”, mucho tienen que ver las instalaciones y desagües.

¿Cómo influye la ubicación de Baños, Lavaderos y Cocinas en el ahorro de dinero?

El simple hecho de tratar de aproximar, o por que no, “agrupar” los locales húmedos, es un acto de diseño que reduce el recorrido de las cañerías e instalaciones que los abastecen.

El recurso tiene especial importancia en el proyecto de conjuntos habitacionales, donde el esquema de distribución de ambientes se repite sistemáticamente y el ahorro es más importante.

Es verdad que no siempre es posible compatibilizar este esquema de distribución en todas las viviendas. Pero no olvidemos que aquí estamos hablando de cómo ahorrar para construir una casa más económica, y en este sentido la estrategia tiene su peso.

Necesitas cifras para comprobarlo. Entonces veamos.

Si tenemos en cuenta que una instalación sanitaria de una vivienda promedio representa alrededor de un 7% del valor de la misma, agrupar el núcleo sanitario podría llegar a generar un ahorro de 25% en ese rubro.

Con las cifras que comenzamos nuestro ejemplo (ver más arriba), en una vivienda de 150 m2, podríamos ahorrarnos alrededor de u$s 2100, valor que individualmente no parece muy relevante, pero como parte de una estrategia de conjunto es más que interesante.

Como siempre digo: “de a gotas se llena el vaso”.

Cómo ahorrar al construir una casa con menos paredes

Quizás sea el más obvio de los argumentos: “menos muros construyo, menos dinero gasto”.

A pesar de lo claro que resulta, muchos proyectos “made in casa” terminan teniendo más paredes de las necesarias.

Tenemos una tendencia natural a pensar en ambientes fragmentados, que nos viene de la costumbre de habitar nuestras casas de la infancia, diseñadas varias décadas atrás, tiempos en los cuales se compartimentaban mucho los espacios.

Si bien la tendencia se ha ido revirtiendo a medida que los años han pasado, aún hoy hay muchos ejemplos de muros que están de más. (ver: “Menos paredes, ambientes más amplios”).

Dos casos emblemáticos son:

• El muro que separa la casa de la Sala de Estar (o salita) de 3 x 3 mts al frente de la casa, tan ordenada y con los pisos tan brillosos como el día que se terminó de amoblar, obviamente gracias a la falta de uso. ¿Podría pensarse en un Estar – Comedor más amplio sin una pared que estorbe?

• La no menos famosa “pared del prejuicio” (desorden, olores, etc.) que separa la mini Cocina del Comedor Diario, que terminó por confinar al ama de casa en su cárcel de ollas y vajilla, aislada del resto de las actividades de la familia. ¿Y si imaginamos una barra o desayunador que divida ambos ambientes sin cortar la fluidez del espacio?

El mismo criterio de integración aplicado al diseño de toda la casa puede contribuir a ahorrar al reducir sustancialmente la cantidad de muros de la vivienda.

¿Cuánto se puede ahorrar al construir con menos paredes?

Y ahora el argumento económico.

Los muros de una vivienda representan cerca de 18% de los gastos de inversión total. A eso agreguemos el hecho que al construir menos paredes también ahorraremos en cimientos y revoques de aquellas que no se levantan.

La idea es no abrumarte con tecnicismos, por eso lo simplifico y te cuento que esos 3 rubros (muros, cimientos y revoques) representan la tercera parte del costo de la vivienda.

Si sólo consiguiéramos reducir un 10% la cantidad de muros, para la vivienda de nuestro ejemplo, estaríamos ahorrando algo así como u$s 3600. Sólo por un diseño racional que optimice los espacios, y mejore la habitabilidad de la casa.  Aquí te dejo un vídeo para complementar lo que te estoy contando.

Cómo ahorrar al construir una casa programando los trabajos

En general solemos pensar que el costo de construir una casa es el que resulta solamente de sumar los gastos en materiales y los de la mano de obra para llevarla a cabo.

Aunque no estemos desacertados el problema está en el “solamente”.

Hay que tener en cuenta que la construcción de una vivienda también incluye gastos indirectos que no tienen que ver con la ejecución de la obra en sí misma.

Gastos financieros como, habilitaciones, permisos, cuotas crediticias, seguros de trabajo o de siniestros, son paralelos a la construcción y se suceden en tanto se prolongue la obra.

Pensémoslo de una forma simple. ¿Te gustaría que tu casa pudiera hacerse en menos tiempo?

Descuento la respuesta, por eso te cuento que es muy posible lograrlo con una adecuada programación de cada una de las etapas de la construcción.

¿Cómo ahorrar dinero programando los trabajos de una construcción?

Puede resultar una obviedad decirlo pero hay muchas tareas que se deben realizar al construir una casa, que pueden darse de manera simultánea.

Es muy importante que antes de empezar la construcción de tu casa puedas saber:

• Cuál será el plantel encargado de llevarla a cabo

• Cuál es el tiempo estimado para concluirla

• Estimar una fecha de entrada y salida para cada unos de los gremios que intervengan (albañiles, plomeros, electricistas, pintores, etc.)

• Asegurarse que cada grupo cuente con los materiales necesarios, en el momento exacto, como para no retrazar la continuidad del trabajo.

• Coordinar la superposición de los grupos de tal manera que no se molesten ni se estorben en sus movimientos.

• Distribuir el Obrador (los distintos sectores de la obra) para facilitar la circulación dentro de la misma, facilitando los recorridos.

Para todo esto claramente precisarás de un profesional que se encargue de la Dirección de la Obra. No es necesario atormentarse con decisiones que no puedes asumir.

También es probable que pienses que el tamaño de tu construcción no justifica tal despliegue, pero te aseguro que los mismos criterios son aplicables tanto a una obra grande como a la vivienda más modesta, y los beneficios que consigues son los mismos.

Si no te interesa tanta información, lo más importante es que te quede este concepto:

Más rápido termines tu vivienda, más rápido estarás habitándola, más rápido dejarás de alquilar, menor será tu estrés de obra, y más fácil será tu vida.

Cierra por todos lados.

Conclusiones para ahorrar al construir

Sólo para que vayas teniendo en cuenta lo que ya mismo puedes ir poniendo en marcha para poder construir tu casa gastando menos dinero:

• Tener un buen cómputo de materiales

• Elegir los pisos adecuados

• Suprimir m2 inútiles

• Buen aislamiento térmico

• Agrupar “locales húmedos”

• Reducir la cantidad de paredes

• Programar los trabajos de construcción

Obviamente no serán estos los únicos rubros en los cuales podrás gastar menos teniendo un buen proyecto. Te sugiero entonces que leas “Trucos para ahorrar al construir”.

La idea es mostrarte, sólo en siete puntos, la importancia de contar con un instrumento que se transforme en la guía más segura para hacer posible el sueño de construir tu casa gastando menos.

Todo esto, de una manera lógica, inteligente y que te ayude a AHORRAR como ninguna otra receta mágica lo podrá hacer.

Si quieres enterarte de otras formas de hacer posible tu propia casa te invito a seguir leyendo:

10 Consejos prácticos antes de empezar a construir tu casa (parte 1)

 

Algo más!!

Si este artículo te ha interesado, puedes ayudarme compartiéndolo en tus redes, o dejándome tus comentarios aquí mismo o en mi página de Facebook.

Si quieres recibir notificaciones de nuevos artículos introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog.

 

Acerca del autor de este artículo, Marcelo Seia

Marcelo Seia es el autor del blog arquitecturasimple.com, donde te contará la arquitectura cotidiana, sin tecnicismos, desde lo que siempre quisiste saber, hasta lo que hoy te está ocurriendo.

Desde aquí TODOS podrán acceder a la arquitectura

• Los que la ven desde afuera y quieren encontrar respuestas sin tener que aburrirse a los dos segundos.

• Los que están dentro de ella, para acompañarlos a transitar algunos caminos, por los que ya he pasado, ayudándolos a disfrutar de esta profesión…sin sufrir tanto en el intento.

Si quieres saber por qué tienes que seguir leyendo este blog, aquí podrás enterarte.

 

Lectura adicional recomendada

“Cómo renovar los pisos de una casa (sin hacer obra)

Renovar los pisos es una de las formas más efectivas de cambiarle la cara a nuestra casa.

Hacer un cambio en nuestro hogar es una manera de renovarse uno mismo…, lástima que la renovación no suele ser tan sencilla.

Pero si te digo que existe más de una forma de poder renovar los pisos de tu casa sin tener que sacar los pisos existentes (menos obra y menos tiempo!!), y dentro de costos razonables;¿estarías dispuesto a escuchar alternativas?…

 

Leer más

 

2 Comentarios

  1. Victor Guzmán
    • MS

Dejar un Comentario

¿QUIERES SABER "TODO" ACERCA DE COMO COMBATIR LA HUMEDAD?

¡DESCÁRGALO GRATIS YA MISMO!
¿Quieres una explicación lógica y una solución sencilla para cada problema?
Ebook escrito por el arquitecto Marcelo Seia. 
© Copyright Arquitectura Simple | Todos los Derechos Reservados
close-link